14/10/09

La incertidumbre es necesaria, ¿sabes?
Todos requerimos gasolina para nuestro motor, una interrogación inyectada en vena, ese toque agridulce entre un bofetón y un beso. El escalofrío que recorre la espalda al mismo tiempo que una mano.. y el no saber qué pasará después.

¿Sorpresa?

Si se parara el ruido, también querría leer el silencio.
Lo que quiero decir es sólo que a veces me pregunto si en realidad las cosas se pueden ver sin abrir los ojos.
Y me sorprende responder siempre que sí.

3/10/09

Puedo ponerme tonta y empezar a hablar del espolón, de la plaza mayor, del trampolín de la calle 2, de ¿mis? piscinas, tus paseos, mi casa..
(de la tuya también, creí que iba a ser muy obvio si lo sobreentendía)
..de uno de tantos puentes que hay en la avda. Reyes Católicos, de la Safa, la Salle, de una fuente.
De la chocolatería Valor, el Siglo XX, de la plaza de Miguel, o simplemente... de LA plaza (que se noten las mayúsculas, por favor).
Del Alcampo, el banco del pino, el Carrefour y de la distancia que hay a pie hasta el Hipercor. De esos sitios a los que sola no sé llegar, y de aquellos a los que no puedo regresar porque como decían por ahí... "al lugar donde has sido feliz, no debieras tratar de volver...".
Puedo hablar también de aquel día que llovió tanto que el cielo se secó durante un mes, o de las nevadas que te sorprenden cuando abres el ojo por la mañana.
De San Pedros, del cotillón de Navidad, de las primaveras, veranos, otoños, inviernos y todas esas estaciones que un día nos dio por inventar.
Puedo hablar y hablar, creo que eso es algo que ya sabes... aunque hoy lo resumiré con una simple palabra que significa todo aquello que ya no tengo.
Burgos.







Todavía sigo aquí.

PD. pero es que a veces me pierdo un poquito.